Martes 20 Septiembre, 2016 | Publicado a las 19:39 · Actualizado a las 19:39

Columna: Debate de la reforma a la educación superior ¡Volvamos a la cordura por favor!

nabor-carrillo

Por: Nabor Carrillo Estefa, economista Unidad de Estudios Santo Tomás

 

 

 

El debate de la reforma a la educación superior de nuestro país ha derivado en una verdadera locura. A la vista están  cinco hechos ocurridos en los últimos días.

El primero es el secuestro del Rector Universidad Alberto Hurtado a manos de un grupo de estudiantes de la propia casa de estudios. El segundo es el debilitamiento del movimiento estudiantil. El tercero, la desatinada afirmación de Ennio Vivaldi -Rector de la Universidad de Chile y Presidente del Consorcio de Universidades Estatales- que denigra la honra de las instituciones de educación superior (IES) privadas. El cuarto es la trasnochada idea de un puñado de Senadores de estatizar INACAP. Y el quinto, la ex rectora de la Universidad de Aysén presentó un recurso de protección por la remoción de su cargo. Miremos en líneas gruesas estos hechos.

El Rector de la Universidad Alberto Hurtado actuó en consecuencia para sancionar a los estudiantes que violentaron las instalaciones de esa universidad. A los dirigentes estudiantiles no les gustó la decisión y secuestraron al Rector. Ese acto es gravísimo, condenable y lesiona gravemente la autonomía en nuestro sistema de educación superior, ya amagada por el proyecto de ley en trámite.    

En cuanto al segundo hecho, el movimiento estudiantil está absolutamente debilitado. La prueba es la muy pobre la participación en la marcha familiar convocada. Entre otras causas, el debilitamiento obedece a la falta de claridad de los planteamientos y la insensatez de las demandas.   

El tercer hecho, más que el desatino de Ennio Vivaldi de afirmar que las IES privadas viven en nuestro país en un paraíso fiscal, lo que en realidad esconde su llamado es el abandono de las IES estatales por parte del gobierno. Producto de ese abandono, las IES estatales han caído en malas prácticas tales como la creación de figuras jurídicas paralelas a su quehacer, la cesión de propiedades y las prebendas con beneficio directo a algunos miembros de los estamentos de decisión.   

El cuarto hecho es una estupidez. La motivación de esta trasnochada idea es que los CFT estatales desde un comienzo estaban destinados al fracaso. ¿Cómo solapar la inoperancia del gobierno y cumplir su promesa de educación técnica de calidad y cercana al mundo productivo regional? La respuesta es expropiando INACAP, ante la falta de respuestas concretas y viables, tal como ocurre con las dos nuevas universidades del Estado. El llamado enérgico es proteger la integridad y autonomía de todas las IES de nuestro sistema de educación superior.

El quinto hecho es la demostración más palpable de la grosera vulneración gubernamental a la autonomía de la novel Universidad de Aysén.

¡Volvamos a la cordura por favor!

edicion 1744

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Deportivo