Viernes 12 Enero, 2018 | Publicado a las 21:17 · Actualizado a las 21:17

JORNADA SOBRE FIEBRE Q REUNIÓ A EQUIPOS DE SALUD DE LA ARAUCANÍA, LOS RÍOS Y LOS LAGOS

IMG_6580

La Autoridad Sanitaria informó que en la región de Los Ríos se han confirmado 4 casos de Fiebre Q y se mantienen 5 bajo sospecha a la espera de resultados. Los casos son autóctonos de la región y se registran en Río Bueno, Paillaco, La Unión y Corral, informó el Seremi de Salud Claudio Méndez.

Durante la Jornada de Actualización para el Manejo del cuadro clínico de Fiebre Q realizada en Valdivia, los equipos técnicos del Ministerio de Salud,  Seremi de Salud, Sociedad Chilena de Infectología e Instituto de Salud Pública de Chile, reforzaron el manejo de situaciones de brote en el marco de la Alerta Sanitaria que abarca las regiones de la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos.

En la oportunidad, el seremi de Salud Claudio Méndez, informó que “El último caso sospechoso notificado en la región fue en el mes de diciembre, alcanzando en total 9 casos de los cuales 5 son casos bajo sospecha y 4 corresponde a casos positivos de Fiebre Q y que son autóctonos de la región. Los 4 casos se distribuyen en las comunas de Río Bueno, Paillaco, La Unión y Corral. Nosotros como autoridad sanitaria hemos diseñado un protocolo para buscar más casos sospechosos, paralelamente con las actividades preventivas, tenemos un protocolo de vigilancia ambiental, ocupacional y epidemiológica, para que cuando tengamos un caso sospechoso, dentro de las 48 horas movilizar y hacer la investigación para poder determinar el número de personas expuestas.”

El principal riesgo es el contacto con fluidos, señaló Claudia Campillo, epidemióloga  del departamento de Salud Pública de la Seremi de Salud, quien reiteró “si bien el brote comenzó en la región de Los Lagos, en estos momentos también estamos teniendo casos sospechosos e inicialmente confirmados en la región de Los Ríos, por lo tanto lo que se reforzó en los equipos médicos y al personal de salud, sobre la sospecha oportuna de estos casos, considerando su definición y la notificación que deben realizar a la Seremi de Salud, cuáles son los instrumentos que deben tener a mano para realizar esta notificación y sospechar de manera adecuada y oportuna. También se hizo hincapié en todos los factores de riesgo para contraer la enfermedad, asociada a los trabajadores pecuarios y personal de salud, que son los elementos de protección personal que se deben usar para prevenir la transmisión de la enfermedad”.

El seremi Méndez, precisó que este brote, no obstante ser de origen zoonótico y también ocupacional, involucra también un manejo intersectorial y se está avanzando en mejorar todo aquello que permita tener más rápido los diagnósticos, un mejor seguimiento e investigación.

La Fiebre Q es una zoonosis transmitida por la  bacteria Coxiella burnetii que está presente en animales rumiantes y en los fluidos de los partos, abortos, residuos de heces y leche sin pasteurizar. La transmisión a los seres humanos es a través de la inhalación de polvo o gotas o aerosoles de estos fluidos. Asimismo, la Fiebre Q, es considerada una enfermedad profesional y se han implementado medidas orientadas a la protección de las y los trabajadores agropecuarios y de la salud, para evitar la exposición durante sus labores, también se ha establecido la restricción del movimiento de animales entre predios, y el manejo seguro de fluidos orgánicos de los bovinos. A la fecha, se han sido confirmado 17 casos por el Instituto de Salud Pública de Chile, la mayoría corresponde a varones trabajadores pecuarios de la región de Los Lagos.

MEDIDAS DE PREVENCION Y CONTROL:

A los trabajadores en ámbito pecuario:

Uso correcto de Elementos de Protección Personal: guantes, mascarilla, calzado de seguridad impermeable, buzos de trabajo desechables y pecheras de goma

  • Las recomendaciones para el uso y manejo de EPP: elementos de protección personal, así como de otras medidas de prevención incluyen:
  • Lavado y desinfectado de las pecheras cada vez que se finalice una tarea.
  • La ropa de trabajo debe ser lavada en la empresa, y no ser traslada a sus hogares. No debe volver a usarse, si no ha sido lavada previamente (especialmente al cambiar de actividad).
  • Lavado de manos frecuente y cada vez que se finalice una tarea.
  • Aseo y desinfección de instalaciones y todos los elementos existentes en las mismas. Incluye desratización y desparasitación permanente (garrapatas).
  • Además de la disposición segura de residuos orgánicos de animales y elementos contaminados

Medidas para población general y grupos de riesgo:

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Deportivo