Martes 10 Abril, 2018 | Publicado a las 16:38 · Actualizado a las 16:38

Duro intercambio de amenazas entre Moscú y Washington en la ONU por el supuesto ataque químico en Siria

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, dijo: “El régimen ruso, que tiene las manos cubiertas de sangre de niños sirios, no puede avergonzarse por las imágenes de sus víctimas”, máxima tensión no se generaba desde la guerra fría. 

“La historia registrará éste como el momento en el que el Consejo de Seguridadcumplió con su deber o demostró su fracaso total y completo para proteger a los sirios. De cualquier manera, Estados Unidos responderá”, esta fue la declaración de Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en la ONU, durante la sesión especial del Consejo de Seguridad por el reciente ataque químico en Duma, Siria.
Vasily Nebenzya, embajador de Rusia ante la ONU, respondió: “A través de los canales pertinentes ya transmitimos a los Estados Unidos que el uso de la fuerza armada contra Siria, donde a pedido del gobierno legítimo de un país, las tropas rusas han sido desplegadas, podría tener graves repercusiones.”
A este nivel se elevó la tensión entre Estados Unidos y Rusia en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) tras el supuesto ataque químico registrado el sábado en Duma.
La reunión de emergencia fue convocada por Estados Unidos, Reino Unido, Francia y seis países más, y tuvo como marco las declaraciones que el presidente Donald Trump hizo el lunes por la mañana, desde la Casa Blanca.

Estamos analizando esta situación a profundidad, nos estamos reuniendo con el Ejército y otros actores pertinentes, y tomaremos decisiones importantes en las próximas 24 o 48 horas”.

Estados Unidos propuso realizar una investigación independiente para determinar quién estuvo detrás del supuesto ataque químico, criticó a Rusia por usar su derecho de veto para proteger a Bashar al Assad y dijo que Moscú no volverá a evitar que los responsables sean llevados ante la justicia.
Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante la ONU, dijo: “El régimen ruso, que tiene las manos cubiertas de sangre de niños sirios, no puede avergonzarse por las imágenes de sus víctimas”.
El representante ruso insistió en que sus especialistas no han encontrado ningún indicio sobre el ataque químico en Duma, por lo que cuestionó su veracidad y sugirió que expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas deberían realizar una investigación en Siria.
El diplomático ruso aseguró que Washington, París y Londres, que convocaron la reunión, están llevando a cabo una política de confrontación contra Rusia y Siria.
Vasily Nebenzya, embajador de Rusia ante la ONU, declaró: “Rusia está siendo amenazada de manera imperdonable. El tono con el que se está haciendo esto, ha ido más allá de lo que es aceptable, incluso durante la Guerra Fría”.
Cuando llegó el turno del embajador sirio, la delegación de Estados Unidosabandonó la reunión en un gesto de rechazo.
La resolución propuesta por Estados Unidos podría ser votada este martes y da un plazo de 30 días para determinar las características del ataque. Rusia podría vetar la resolución porque considera que tiene elementos inaceptables. Desde el inicio del conflicto, Moscú ha utilizado al menos en 10 ocasiones su poder de veto para proteger a Siria.
Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Deportivo