Viernes 25 Mayo, 2018 | Publicado a las 12:49 · Actualizado a las 12:49

Columna: río Bueno, Te queremos ver con vida cuando llegas al océano

logo defensa costero01

Por: Mario Ortiz Cuevas, Técnico Forestal, Ambientalista.-

Nuestro planeta cada día es espoloneado, por un crecimiento económico, que NO se condice con los grandes acuerdos (https://www.diplomatie.gouv.fr/es/asuntos-globales/cambio-climatico/) y tratados de los países desarrollados y de los en vía de desarrollo.

Cada día sabemos de los efectos de los plásticos en el océano, de la deforestación y como cada cierto tiempo desaparece alguna especie de la Flora o Fauna, como producto de la falta de Agua las comunidades están siendo obligadas a desplazarse.

Siempre se habla de los derechos del hombre….”podemos señalar  una profunda contradicción en nuestro sistema jurídico , el cual trata  a los seres vivos como objetos  de propiedad mientras que las corporaciones ( que son una forma  de propiedad),son tratados como sujetos de la ley con personalidad jurídica y derechos. Esto alimenta un paradigma económico basado en el crecimiento ilimitado a costa de la naturaleza, modelo que en   última instancia no beneficia a nadie. Dentro de este panorama, en los últimos años han surgido una serie de propuestas legislativas, fundamentadas en cosmovisiones indígenas y filosofías ambientales, las cuales proponen el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, y entre ellos, los derechos de los ríos. ( Jenz Benöhr y Tómas Gonzales Astorga).

Es necesario plantear lo descrito anteriormente, para poder contextualizar nuestra preocupación, que se cierne sobre el rió bueno y principalmente por su recurso hídrico (Agua). Cada cierto tiempo, aparecen procesos productivos que han intervenido el normal desplazamiento y de la calidad de las aguas del (Huenuleufu), como los son las pisciculturas, dos de ellas ya instalas y una tercera que amenaza con su instalación. Pareciera ser que no es suficiente con las dos ya en funcionamiento (Los chilcos y los tambores), sin olvidar la planta de tratamiento de aguas servidas, las balsas jaulas cercanas a la barra del bueno y la piscicultura en el molino de oro.

El desarrollo con una mirada de sustentabilidad, como lo es el turismo y los emprendimientos de las comunidades, sin olvidar el abastecimiento de agua potable a través de los APRs aledañas al Huenuleufu, debiera ser considerada como una prioridad, antes de aprobar proyectos nocivos para la comunidad.

Hay que actuar con responsabilidad ahora, y dejar de lado las mezquindades económicas de corto plazo, hay que pensar en las futuras generaciones, es un imperativo Ético.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.

Deportivo