Estudio revela impacto del riego en praderas de lechería y valida su uso en escenarios de déficit hídrico cada vez más recurrentes

Iniciativa fue cofinanciada por la Corporación Regional de Desarrollo Productivo de Los Ríos, Los sistemas productivos que implementan riego en sus praderas eliminan la limitante de agua y así́ logran tener mayores rendimientos de forraje en la época de verano.

A través del análisis de antecedentes de las últimas seis temporadas en materia de  crecimiento real de praderas, precipitaciones y costos de implementación y operación de sistemas de riego, el proyecto “Mejoramiento de la gestión y eficiencia del riego en la producción primaria de leche de la Región de Los Ríos”, entregó información relevante sobre la gestión del riego y el manejo eficiente del recurso hídrico, en momentos que esta tecnología ha tomado un rol clave en la producción de leche en base a pastoreo, considerando el nuevo escenario climático y pluviométrico que está caracterizando a nuestra región en la época estival.

La iniciativa fue liderada por la Asociación de Productores de Leche de Los Ríos (APROVAL), que identificó esta necesidad y contó con el apoyo de un grupo de nueves asociados que llevan casi una década utilizando riego en sus sistemas y en paralelo mantienen registros constantes de medición de crecimiento real de sus praderas y disponen de control de gestión para poder dar una mayor consistencia a los datos de campo generados a través de este estudio y que hoy comparten con sus colegas de la región.

Como actividad de cierre del proyecto se realizó una jornada en terreno en el Fundo Eduvigis, de Agrícola GM Ltda. en Paillaco (uno de los proveedores de la información del estudio), oportunidad en la que los responsables técnicos de esta iniciativa y representantes de APROVAL presentaron los principales resultados en términos de nuevas tecnologías para una gestión eficiente del riego, análisis comparativo de producción de materia seca en praderas con y sin riego y costos de producción de forraje bajo sistemas de riego.

El presidente de APROVAL, Bruno Rubilar, sostuvo que“el punto de partida de este proyecto fue proporcionar a nuestros asociados información real vinculada al uso del riego y su impacto en términos de producción de materia seca, en comparación a la producción de forraje en secano. Pero más allá de los datos presentados, el mensaje de fondo fue sensibilizarlos respecto a la importancia de tener una referencia sobre lo que hoy día están produciendo sus praderas y bajo qué condiciones, para poder proyectar hacia dónde quieren llegar y cómo la tecnología del riego les puede ayudar”.

En términos de resultados, Rubilar explicó que los datos expuestos de las últimas seis temporadas en los 9 predios vinculados a APROVAL, permiten ratificar que bajo el actual escenario climático y el que se proyecta para los próximos años en la zona, el riego se ha transformado en una herramienta que – salvo en veranos lluviosos cada vez más escasos – permite producir un diferencial de 3,5 toneladas de materia seca por hectárea, que no sólo valida esta tecnología en términos de inversión, sino que además resulta ser estratégica para la subsistencia en el negocio frente a veranos con déficit hídricos cada vez más recurrentes.

 “Los datos recopilados también nos permiten plantear la necesidad de abordar algunas brechas asociadas al riego, como la utilización de más y mejor información de suelo, clima y cultivo al momento de regar, mayor inversión pública en nuestra región para el cofinanciamiento de proyectos vía ley de riego, mejoramiento de la gestión en los procedimientos de inscripción de derechos de agua (especialmente para pozos profundos); y modificar las tarifas eléctricas que permiten el uso de los diversos sistemas de riego”, concluyó Rubilar.

Por su parte, Ana Widmer, Gerente de Operaciones de Lecherías del Sur, empresa que colaboró técnicamente en el proyecto, destacó los resultados obtenidos ya que la diferencia de 3,5 toneladas por hectárea de materia seca generada por riego es un valor importante que justifica usar esta tecnología y la intención es que, con estos datos, el productor pueda tomar la mejor decisión de acuerdo con su realidad.

“Este estudio es el primero con datos duros y consistentes en el tiempo. La medición fue realizada con datos recogidos de manera semanal durante los últimos seis años. Hablamos de datos reales y no de estimaciones, como sucede con otro tipo de reportes de pastoreo”.

En tanto, Claudia Meyer, Product Manager Zona Sur de la empresa WiseConn y que también participó como soporte técnico en la ejecución de este proyecto, valoró la iniciativa de APROVAL ya que los conceptos básicos que se revisaron en el informe están enfocados a que el agricultor pueda hacerse las preguntas correctas antes de implementar su sistema de riego y así sepa cómo obtener información correcta para hacer una gestión eficiente.

“Existen algunos conceptos básicos que se deben manejar antes de comenzar a pensar en el riego. Luego, hay una serie de herramientas y tecnología disponibles que permiten manejar el riego de una forma más eficiente. Si bien el dato del costo y de producción de forraje es muy importante, la segunda parte es el dato con el que se está tomando la decisión de riego, el cual es igual de importante y creo que hoy no se le toma el mismo peso”, dijo Mayer.

Please follow and like us:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Follow by Email
Facebook20
Twitter