• 6 Diciembre, 2022

Con apego a la naturaleza: APROBOSQUE compartió experiencias de regeneración en bosque nativo

El día silvícola, organizado por la asociación de propietarios de bosque nativo (APROBOSQUE), tuvo por objetivo mostrar distintas experiencias en regeneración y desarrollo de bosque nativo en plantaciones mixtas.

 

En el fundo Miraflores, de la comuna de Lanco, se llevó a cabo una participativa y didáctica actividad silvícola, la cual tuvo por finalidad mostrar a los distintos socios de APROBOSQUE presentes, encabezados por su presidente José Carter, a profesionales del departamento de Fiscalización de CONAF, de INFOR y a más de una treintena de estudiantes de la carrera de Ingeniería Forestal y del Bachillerato de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la Universidad Austral, cómo gestionar y manejar un bosque con apego a la naturaleza. La jornada, que estuvo dividida en 21 estaciones o puntos de observación, fue guiada por el vicepresidente de la asociación y administrador del predio forestal, Herbert Siebert.

Durante la actividad, se analizaron distintas experiencias y presencias de regeneración natural de especies nativas y su desarrollo; se observaron diferentes asociaciones, sinergias y calidades fustales, así como también, se conversó acerca del desarrollo del bosque, sus transformaciones y cosecha, entre otros aspectos.

Antes de iniciar el recorrido por el fundo, el presidente de APROBOSQUE, José Carter, junto a Herbert Siebert, dieron la bienvenida a los más de 60 participantes, en su mayoría estudiantes. “En este fundo estamos trabajando con una gestión con apego a la naturaleza, escuchándola y aprovechándola, nosotros aquí no hacemos talas rasas, tratamos de trabajar con regeneración natural, de producir maderas de alto valor, esa es la única posibilidad que vemos como fundo de ser una empresa eficiente, de cómo tener un bosque rentable y productivo” fue parte del saludo inicial de Siebert. Por su parte, José Carter dirigió sus palabras a los estudiantes, señalando que “estos muchachos aquí presentes, representan el futuro del desarrollo integral de nuestro bosque nativo”.

Cabe señalar que trabajar y gestionar un fundo con los principios de la Silvicultura ProSilva o “silvicultura con apego a la naturaleza” trae diversos beneficios, ya que al abstenerse de realizar talas rasas, se trabaja con cubiertas boscosas continuas o permanentes, lo que permite una protección permanente e ininterrumpida del suelo, del régimen hídrico y de la biodiversidad existente; además, favorece la reducción de costos por la regeneración natural del bosque, la reducción de riesgos (climáticos y plagas) y, el aumento de retornos en cosecha, por fustes de mejor calidad y mayores precios.

Sobre el Fundo Miraflores

El predio tiene una superficie de 756 hectáreas, concentrándose el recurso forestal productivo en unas 600 has., de ellas el 50% corresponde a bosque nativo y otro 50% a plantaciones.

A partir de 1984, el objetivo productivo de la gestión de este fundo, pasó a ser la construcción de un recurso forestal valioso, cambiando así un régimen de ganado extensivo de los bosques, desarrollado durante décadas, para dar paso a la recuperación de éste. En ese momento se establecieron sobre las praderas plantaciones mixtas, con especies de oregón, tasmanian blackwood, eucaliptus globulus, pino insigne, raulí, ciprés lusitánica, entre otras. Estas especies se sumaron a las que tenía este predio originalmente, entre ellas, formaciones del sub – tipo forestal roble, laurel y lingue en los sitios asoleados templados y del tipo siempreverde en los sitios sombríos, frescos y húmedos.

Recorrido participativo

En los primeros puntos se revisó un bosquete de roble de desarrollo fustal delgado, con estrato intermedio de maqui. Posteriormente, se observó un grupo reducido de roble y oregón, revisando copas y ramas. En las siguientes estaciones se revisó una unidad de manejo de castaño, roble europeo y arce, conversando sobre la producción de maderas de alto valor; una plantación de raulí establecida el año 87 sobre pradera y luego, un renoval de roble, fustal medio (subtipo Ro – La – Li).

En el punto 7 de la visita se observó una unidad de pino oregón, la regeneración natural del lingue y su desarrollo junto al oregón. Luego, continuaron estaciones de observación de unidades de pino, de tasmanian blackwood (aromo australiano) y de un renoval de roble fustal grueso. En la décima estación, se realizó una detención para observar, junto a los participantes, un paisaje de pradera, de talaje de bueyes madereros. El recorrido continuó entre experiencias de manejo de bosquetes de eucaliptus, de oregón y unidades de regeneración de especies nativas y naturales, como el lingue. En el punto 14 se desarrolló junto a los estudiantes, un ensayo de marcación de raleo en renoval fustal delgado siempreverde.

En las últimas estaciones, se presentaron unidades de manejo de roble, de raulí y regeneración natural, además de unidades de ciprés, tasmania, eucaliptus globulus y secuoya.

Impresiones de la visita

José Carter, presidente de APROBOSQUE valoró este encuentro y día silvícola, señalando que “fue muy provechoso, vino mucha gente, muchas instituciones relacionadas con el bosque y con esto cumplimos con uno de nuestros objetivos que es realizar transferencia tecnológica y que mejor en un día de campo, recorriendo, viendo distintas situaciones” sostuvo, agregando que “una de las cosas que más nos llena, es la gran participación de jóvenes de la Universidad Austral, muchos de ellos que ya están terminando sus carreras profesionales, así como otros que la inician, y que puedan ver cómo se puede trabajar en el bosque, haciendo las cosas bien. Nuestro mensaje como APROBOSQUE es que tenemos que cuidar nuestro bosque, producir bien, con apego al cuidado del medioambiente, con apego a las actividades productivas, relacionándonos de buena forma con la comunidad y el entorno donde nosotros trabajamos y tenemos nuestras propiedades”.

Carter señaló que se proyectan 5 días de campo para el resto del año, actividades en predios de socios de APROBOSQUE, haciendo participe a la comunidad, revisando distintas experiencias y realidades del trabajo con el bosque nativo, como por ejemplo que se está produciendo con los bosques y que puede salir de ellos.

El ingeniero forestal y administrador del predio, Herbert Siebert, sostuvo que “para nosotros es muy interesante tener aquí a muchos estudiantes, poderles transmitir un poco de lo que estamos haciendo, fundos de estos no se encuentran todos los días… Que podamos mostrarles los resultados a los estudiantes de la universidad, es muy provechoso. No es fácil juntar tanta gente en un día silvícola, y poder recorrer, observar con ellos, es muy importante, más allá de entregar cifras, lo importante era conversar del bosque, acostumbrarse a mirar y los jóvenes estuvieron muy entusiasmados”.

Para Jorge Velasco, evaluador ambiental de CONAF Los Ríos, sostuvo que “es importante conocer estas experiencias como alternativa para los bosques que son degradados. Acá se privilegia más la calidad, se tiene una visión distinta del bosque nativo, que permite recuperar los bosques, mejorarlos”.

Emilio Saavedra, estudiante de 4° año de ingeniería forestal de la Universidad Austral señaló que “ha sido una bonita experiencia, aprendiendo harto, se han juntado todas las áreas de lo que hemos estudiado, hemos hablado de patógenos, de silvicultura, de mensura forestal, entre otras. Me ha gustado mucho, y hemos aprendido harto, resolviendo muchas dudas”.