• 21 Octubre, 2020

Fiscalía advierte sobre nueva estafa relacionada con la entrega del bono Covid 19 en la Región de Los Ríos

 Fiscalía advierte sobre nueva estafa relacionada con la entrega del bono Covid 19 en la Región de Los Ríos

El fiscal Carlos Bahamondes explicó que la Fiscalía ha recibido denuncias sobre falsos ejecutivos bancarios que llaman a las personas para hacerles creer que obtuvieron este beneficio estatal, con el objetivo de acceder a a las claves de sus cuentas, apropiándose posteriormente de los fondos que están disponibles en esas cuentas.  

 Una nueva modalidad de estafa que se ha estado cometiendo en las últimas semanas en la Región de Los Ríos detectó la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos (SACFI) de la Fiscalía Regional, en el marco del foco que lleva adelante para prevenir los delitos de estafa en esta región.

El fiscal de SACFI Carlos Bahamondes Monsálvez explicó que este modus operandi consiste en que las víctimas son contactadas por delincuentes que se identifican como ejecutivos de un banco y que les señalan que han sido beneficiarios de un bono estatal por el Covid 19, con el propósito de obtener información de sus cuentas bancarias para apropiarse de los fondos disponibles en ellas.

“A propósito de los beneficios sociales que entrega el Estado, específicamente del bono Covid 19, se han registrado casos en los que una persona recibe un llamado telefónico de alguien que se hace pasar por ejecutivo del banco Estado y le señala que ha sido beneficiario de este bono y junto con ello se le piden los datos personales y las claves bancarias o información sobre la tarjeta de coordenadas para hacer efectiva la transferencia del monto del bono”, señaló el fiscal del Ministerio Público.

Agregó que el estafador, luego de haber obtenido las claves bancarias, le señala a la víctima que el bono fue transferido a su cuenta y le pide verificar si efectivamente se efectuó la transferencia “y al no encontrar la persona el monto en su cuenta, el falso ejecutivo le indica que con los datos proporcionados se verificará si fue objeto de un fraude para ayudarlo a bloquear sus tarjetas. Luego de eso, el estafador termina el llamado y va a hacer las transferencias de todos los fondos disponibles a la cuenta de un tercero, dejando de estar operativo el teléfono desde el que llamó”.

El fiscal Carlos Bahamondes precisó que, por la contingencia actual de la Pandemia, esta estafa se ha llevado a la práctica en las últimas semanas en la región con el argumento del bono Covid 19, pero también se han denunciado otros casos en que el engaño se ha concretado luego de obtener los datos personales y bancarios de las víctimas haciéndoles creer que esa información es necesaria para efectuar una devolución de excedentes o de impuestos.

De hecho, este año se han registrado en las Fiscalías Locales de la región 34 denuncias con este modus operandi en el que un delincuente se hace pasar por un ejecutivo de un banco para cometer las estafas.

Las cifras de la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos de la Fiscalía Regional muestran que, de esas 34 estafas, el 53 por ciento afectó a hombres y el 47 por ciento a mujeres y que el segmento de edad más afectado corresponde a personas que tienen entre 46 y 60 años.

“Lo importante es que la gente tenga cuidado y no entregue sus claves de transferencia ni los datos que permiten hacer las transferencias, porque esa información es personal y nunca es solicitada por los ejecutivos de los bancos”, advirtió el fiscal Bahamondes.

El fiscal además explicó que si alguien es víctima de este tipo de delito, junto con denunciar el hecho ante las policías o la Fiscalía,  debe dar cuenta a su banco para obtener la restitución de los dineros. “Actualmente existe una nueva ley que está vigente desde el pasado 29 de mayo que establece un límite de responsabilidad de las personas, en el sentido de que hace de cargo del banco la obligación de restituir los dineros que la persona perdió a propósito de transferencias electrónicas fraudulentas”, informó.

El 26 por ciento de las denuncias por estafa que han ingresado este año a las Fiscalías Locales de la Región de Los Ríos corresponde a engaños que se producen como consecuencia de la compra o venta de un producto publicado en redes sociales o sitios web.

Esta información fue obtenida por la Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos (SACFI) de la Fiscalía Regional de Los Ríos durante el último monitoreo realizado por sus analistas criminales, en el marco del foco preventivo de los delitos de estafa que desarrolla esta Unidad.

“La Fiscalía ha recibido 522 denuncias por estafa en la región entre el 1 de enero y el 31 de mayo de este año, y resulta interesante observar que una de cada cuatro de estas denuncias corresponde a engaños que se producen como consecuencia de la venta o compra de un producto publicado en redes sociales. Las plataformas más frecuentes mencionadas en las denuncias son Facebook y Yapo”, indicó Verónica Vásquez Agoni, analista criminal de SACFI.

“En los  primeros cinco meses del año se recibieron 133 denuncias por este tipo de estafas”, agregó.

La profesional explicó que las herramientas del análisis criminal que utiliza SACFI permiten detectar un perfil de las personas que son más vulnerables a este modus operandi en la comisión del delito de estafa y tomar  acciones para la prevención. “En esta región, las víctimas por comprar o vender productos en redes sociales, si consideramos el género, el 53 por ciento corresponde a hombres y el 47 por ciento, a mujeres. Son personas con acceso y manejo de redes sociales. El rango etáreo donde se encuentra el mayor número de este tipo de estafas va entre los 19 y 45 años, lo que equivale a un 77 por ciento”, destacó.

La analista criminal de SACFI señaló que el aumento del uso de las redes sociales es un factor que incide directamente en el aumento de las estafas, así como también han influido las actuales condiciones de confinamiento producto de la Pandemia, ya que se ha intensificado el comercio electrónico.

Finalmente, Verónica Vásquez entregó consejos para que las personas eviten ser víctimas de estafas: “Las recomendaciones principalmente parten por el autocuidado. Es importante tratar de indagar si la identidad del vendedor o comprador es real; nunca entregar información personal ni bancaria a desconocidos; no hacer depósitos a desconocidos, a menos que la compra se haga a través de una plataforma formal que sea garante entre el comprador y el vendedor. Y también se debe verificar si los depósitos que hace el comprador son reales, porque muchas veces presentan comprobantes falsos, adulterados o cheques que son robados o luego aparecen sin fondos”.