• 7 Diciembre, 2022

LA IMPORTANCIA DEL NUEVO CÓDIGO DE AGUAS: “PRIORIZA EL CONSUMO HUMANO”

Tras la promulgación del nuevo Código de Aguas por parte del presidente Gabriel Boric, luego de 11 años de tramitación, el senador de la Región de Los Ríos, Alfonso De Urresti dijo sentirse “orgulloso de ser uno de los autores del proyecto que dio origen a esta reforma al Código de Aguas”, con lo que la nueva legislación priorizará el consumo humano, y permitirá que nuestro país avance hacia una transición hídrica con mayor justicia social.

La reforma al Código de Aguas tuvo su génesis en el año 2011, en una moción parlamentaria del entonces diputado Alfonso De Urresti junto a otros legisladores, buscando establecer el cumplimento de prioridades estratégicas de la Dirección General de Aguas (DGA), como el mejoramiento de la información sobre recursos hídricos, la gestión estratégica de cuencas, el fortalecimiento de las organizaciones de usuarios de agua, entre otras.

Para el senador De Urresti, el nuevo Código de Aguas posee cambios sustanciales en la forma en la que la institucionalidad aborda los temas hídricos en nuestro país, porque el nuevo marco legal “enfatiza su condición de bien nacional, prioriza el consumo humano, considerando, además, su función ecosistémica, el cambio climático y establece nuevas formas de caducidad de derechos”.

“Esta es una buena y positiva noticia para regiones como la de Los Ríos, donde contamos con un importante número de comités y cooperativas de agua potable rural, y donde nuestras cuencas hidrológicas necesitan contar con una mirada estratégica para enfrentar los desafíos que impone el cambio climático”, señaló.

Además, el nuevo Código de Aguas establece una modificación a la duración de los derechos de agua a un máximo de 30 años, renovables automáticamente cuando estén en uso, y entregando la opción de que la DGA pueda otorgar tales derechos por menor plazo de tiempo.

“Este nuevo Código de Aguas lo iniciamos hace 11 años en la Cámara de Diputados, y hoy desde el Senado reafirma nuestro compromiso con el principio de que el agua es un derecho humano inalienable, más aún cuando enfrentamos un escenario incierto en materia hídrica. Seguiremos trabajando codo a codo con los comités de Agua Potable Rural para mejorar nuestra legislación en materia hídrica”, aseguró el senador Alfonso De Urresti.