• 7 Diciembre, 2022

Rusia: Contundente anuncio del Presidente Putin sobre movilización militar y amenaza con guerra nuclear.

El presidente de Rusia convoca a 300.000 reservistas y aviva la posibilidad de usar armas nucleares. Desde Pekín pide cualquier “esfuerzo” para un alto el fuego en Ucrania.

Rusia acaba de anunciar cómo responderá a la contraofensiva de Ucrania en el este y sur del país. Vladimir Putin se ha dirigido a la población este miércoles por primera vez desde que el 24 de febrero comunicara una “operación militar especial” en el país vecino. Ahora, el presidente de Rusia ha señalado que movilizará de forma parcial a la población en un discurso pregrabado que se ha emitido a primera hora. “Estamos hablando de defender territorios y defender a Rusia”, ha asegurado, confirmado que su objetivo principal es “liberar el Donbás”.

Putin ha justificado la “guerra” de Ucrania, pronunciando por primera vez la palabra ‘guerra’. “Los occidentales empujaron a Ucrania a la guerra con nosotros. Kiev ha rechazado negociar la paz y está intentando conseguir armas nucleares”, ha indicado. Y ha agregado: “No solo estamos luchando contra los neonazis, sino contra todo el despliegue militar occidentes. El objetivo de Occidente es debilitar, dividir y destruir finalmente a nuestro país”.

La movilización parcial afectará a 300.000 reservistas

Así, con el anuncio de la movilización militar parcial que ha hecho Putin, el Ministerio de Defensa ruso convocará a los reservistas militares al servicio activo desde este miércoles, que según han cifrado afecta a 300.000 personas. El ejército por el momento recurrirá únicamente a militares reservistas, que recibirán un entrenamiento adicional y una salario acorde al servicio militar activo. “Confío en vuestro apoyo”, ha comentado el presidente, que ha reiterado que “solo los ciudadanos de la reserva estarán sujetos a la llamada de la movilización parcial”.

Reacción rápida de China

Tras conocer el contundente mensaje de Putin, China ha pedido este miércoles “diálogo” y apoyar “cualquier esfuerzo” que conduzca a un alto el fuego en Ucrania. “Hay que apoyar todo esfuerzo conducente a una resolución pacífica a esta crisis”, ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores Wang Wenbin tras el anuncio del presidente ruso.

Wenbin ha recordado que la posición de China sobre el conflicto “siempre ha sido clara y no ha cambiado”. Pasa por “respetar la integridad territorial de todos los países”, incluido Ucrania y, al mismo tiempo, prestar atención a las “legítimas preocupaciones de todos los países”, en referencia a Rusia. Asimismo, ha reiterado que Pekín está en contra de las sanciones contra Moscú por “no tener base en el derecho internacional” y “no solucionar los problemas”.

as.com